¿Cómo Iniciar un Negocio En Casa?

 Introducción

Hace quince años, conducirse al trabajo significaba viajar desde la casa hasta la planta o a la oficina. Hoy en día, mucha gente hace parte del trabajo o su totalidad en sus casas. Un estudio de mercadotecnia estima que trece millones de personas se llevan parte de su trabajo a la casa, y otros nueve millones son trabajadores independientes de casa que laboran exclusivamente en el hogar.

Muchas personas encuentran el trabajo en casa como el trabajo ideal y deciden establecer formalmente su negocio en el hogar. Se estima que en los Estados Unidos más de tres millones de estos negocios caseros operan en todo el país.

Cada día la gente obtiene independencia creativa y económica transformando sus habilidades en dinero. Los patios y los áticos están siendo transformados en cabeceras corporativas de las empresas más nuevas. Hoy en día con la demanda de los negocios orientados al servicio y los nuevos avances tecnológicos, las oportunidades parecen ser infinitas.

Preparación

Antes de comenzar un negocio casero, es esencial saber por qué lo éstas haciendo. Para triunfar, tu negocio deberá basarse en algo más que un deseo de ser tu propio jefe. Tienes que planear y hacer mejoras y ajustes a lo largo del camino.

Hazte las siguientes preguntas: No existen razones correctas ni mejores para empezar un negocio casero. Pero es importante que entiendas qué significa esta nueva aventura. Trabajar bajo el mismo techo donde tu familia vive, puede no resultar tan fácil como parece. Es importante trabajar en un medio profesional. Una sugerencia que te hacemos es preparar una oficina en tu hogar separado de los demás cuartos. Estas son las preguntas que te tienes que responder:

  • ¿Tengo autodisciplina para mantener horarios?
  • ¿Puedo negociar con la soledad de trabajar desde la casa?
  • ¿Puedo empezar yo solo?
  • ¿Puedo cambiar sin dificultad de las responsabilidades del hogar a las del trabajo?
  • Encuentra tu nicho
  • Escoger un negocio casero es como escoger pareja; tu decisión debe de estar tomada con mucho cuidado y pensando en el futuro. Antes de que inviertas tu tiempo, dinero y esfuerzo, toma unos pequeños momentos para responderse las siguientes preguntas:
  • ¿Tu casa tiene el espacio para un negocio?
  • ¿Puedes identificar y describir el negocio que éstas planeando establecer?
  • ¿Puedes identificar tu producto o servicio?
  • ¿Existe demanda de tu producto o servicio?
  • ¿Qué ventajas tiene sobre sus competidores?
  • ¿Tienes el talento y la experiencia necesaria para competir exitosamente?
  • ¿Puedes manejar satisfactoriamente el negocio desde tu casa?
  • Requerimientos legales
  • Un negocio casero está sujeto a las mismas leyes y regulaciones que afectan a los demás negocios. A continuación te mencionaremos unas áreas generales que no puedes dejar pasar, asegúrate de contactar  a la Secretaría de Hacienda  para saber qué leyes y regulaciones afectarán a tu negocio. Ten cuidado de ciertas regulaciones que existen en cada ciudad. Si tu negocio las viola, podrás ser multado o tal vez lo clausuren. Ciertos productos no pueden ser producidos en casa, por ejemplo: fuegos artificiales, venenos, explosivos, productos médicos y juguetes.
VN:F [1.9.15_1155]
Califica este articulo
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *